Un sabio Egipcio les habla a los entrenadores deportivos de la actualidad (mentoring y coaching deportivo)

Un sabio Egipcio les habla a los entrenadores deportivos de la actualidad

Te dejamos un texto ancestral, donde si le dedicas unos minutos encontrarás algunas recomendaciones importantes para tu liderazgo como entrenador deportivo

Durante la lectura, puedes ir respondiendo éstas preguntas:

¿Qué te llama la atención de éste mensaje?

¿Cómo lo puedes aplicar en tu labor como entrenador?

¿A qué te invita éste mensaje?

¿Qué piensas que puedes soltar, dejar y que te permita avanzar en tu crecimiento como entrenador?

Preguntas elaboradas por nuestro socio fundador de Sports Coaching World:

Coach Guillermo Cárdenas (@gcardenas)

 

Ptahhotep (siglo XXIV a. C.), también conocido a veces como Ptahhotpe o Ptah-Hotep, fue el nombre de un filósofo y visir del rey del Alto y Bajo Egipto Dyedkara-Isesi.

Las Enseñanzas de Ptahhotep

El supervisor de la ciudad y visir Ptahhotep, él dice: ‘Soberano, mi señor,

Habiendo llegado la vejez, la senilidad descendió, la debilidad vino y la incapacidad se renueva, quien se duerme[1] está disconforme cada día, los ojos están débiles, los oídos ensordecidos, las fuerzas físicas se pierden a causa del cansancio de mi corazón, la boca callada ella no habla, la memoria perdida, ella no recuerda el ayer, el esqueleto se dañó a causa de su longevidad, lo que era bueno se ha convertido en malo y todo el gusto se fue. Lo que hace la senilidad a los hombres es malo en las cosas todas: las narices bloqueadas, ellas no respiran. Es penoso levantarse y sentarse[2]. Que se ordene para este humilde servidor hacer un sostén de vejez y entonces diría a él las palabras de los jueces y los consejos de los antepasados quienes con anterioridad obedecieron a los dioses. Entonces se actuaría contigo del mismo modo, se eliminaría la necesidad en el pueblo y te servirían los dos bancos de arena’. Entonces dijo la majestad de este dios: ‘Instruye, pues, a él de acuerdo a las palabras de los tiempos antiguos. Entonces servirá como modelo para los hijos de los grandes.
Que penetre el entendimiento en él y toda la sinceridad de aquel que le habla, pues no existe quien ha sido parido sabio’.

El comienzo de los preceptos de las bellas palabras que dijo el heredero, príncipe, padre del dios, amado del dios, el hijo del rey primogénito de su cuerpo, el supervisor de la ciudad y visir Ptahhotep en la instrucción de los ignorantes en el conocimiento y en el método correcto de las bellas palabras como una cosa beneficiosa para quien escuche y como algo perjudicial para quien lo desobedezca[3].

Entonces dijo a su hijo:
‘No te vanaglories[4] de tu conocimiento, ni te enorgullezcas porque eres un sabio.

Toma consejo del ignorante del mismo modo que del sabio, pues no se han alcanzado los límites del arte, ni existe un artesano que haya adquirido su perfección. Está escondida la palabra bella más que la piedra verde. Puede ser encontrada en la mano de las sirvientas sobre las piedras de moler.

Si encuentras a un camorrista en su momento [de acción] que controla la voluntad, en alguien más importante que tú, dobla tus manos, inclina tu espalda y no desates tu corazón contra él, pues no se igualará contigo. Empequeñeces a quien habla mal en no oponerte a él en su momento [de acción]. Será señalado como un ignorante cualquiera porque igualó tu autocontrol su superioridad. Si encuentras a un camorrista en su momento [de acción], igual a ti, que está a tu nivel, haces[5] que se manifieste tu virtud contra él mediante el silencio cuando hable mal.

Será grande la discusión por quienes escucharon, pero tu buen nombre estará en el conocimiento de los grandes. Si encuentras a un camorrista en su momento [de acción] en un pobre hombre que, ciertamente, no es igual a ti, no le oprimas[6] de acuerdo a que es débil. Déjalo solo[7] y se castigará él mismo. No te dirijas a él para desahogarte[8], ni satisfagas[9] a aquel que está ante ti. Es un miserable quien lastima a un pobre de corazón. Se hará lo que está en tu pensamiento cuando lo derrotes por la desaprobación de los grandes · · · Si eres un hombre de los que se sientan[10] en un lugar de la mesa de alguien más importante que tú, acepta lo que ha hecho que fuera colocado ante tus narices. Debes mirar hacia lo que está en tu presencia. No claves la vista en ello[11] con miradas abundantes. Lo que abomina el ka es arrojarse en ello. No le hables hasta que [te] llame. No se conoce lo que es malo en el corazón. Debes hablar cuando se dirija a ti. Lo que digas será bueno en su corazón · · · Si eres[12] un hombre de confianza que envía[13] un grande a [otro] grande, sé preciso completamente cuando te envíe.

Hazle el mensaje como ha dicho. Guárdate de las calumnias en las palabras que puedan crear[14] la hostilidad de un grande para [otro] grande. Observa la verdad y no la traspases, que no se revele el desahogo del corazón. No calumnies a ninguna gente grande o pequeño. Es lo que abomina el ka · · ·

Si eres un líder, cálmate cuando escuches las palabras de un peticionario No lo despaches hasta que se haya descargado[15] de lo que pensó decirte.

Desea quien está bajo el mal desahogarse[16] más que se realice aquello que vino[17] por ello.

En cuanto a quien rechaza las peticiones, se dice [e él]: ¿Por qué motivo, ciertamente, las rechaza? No está todo aquello que reclamó[18] por ello entre lo que llegará a ocurrir, sino que quien se alivia es quien es escuchado bien. Si deseas preservar la amistad dentro de la casa que entras[19] a ella como un señor o como un hermano o como un amigo en cualquier lugar que entras en él, guárdate de acercarte a las mujeres, pues no es bueno para el lugar que se hace ello en él.

La vista no es aguda señalando a ellas[20] y se desvían un millar de hombres de lo que es beneficioso para ellos[21].

Un pequeño momento [de frivolidad] es como un sueño y se alcanza la muerte conociéndolo[22] · · ·

Si deseas que sea bueno tu proceder, apártate de un mal cualquiera. Guárdate de la ocasión de rapiña. Es la enfermedad severa de un incurable y no existe quien pueda penetrar en ella. Habiendo causado el mal en los padres, las madres y los hermanos de la madre, separa a la mujer y al marido.

Es un acúmulo de todas las cosas malas; es un saco de lo que es aborrecido todo. Un hombre perdura cuando usa acertadamente la justicia. Quien camina por los pasos suyos, él hace fortuna de ello, pues no existe la tumba del avaricioso.

· Si eres alguien excelente, debes fundar tu casa y amar a tu mujer dentro de la norma. Llena su cuerpo y viste su espalda. El remedio de su cuerpo es el aceite. Conténtala durante el tiempo[24] del que existas[25]. Son los campos útiles para su señor · · · Si eres un hombre excelente que se sienta en el consejo de su señor, debes concentrarte en la virtud

Debes callar. Es más útil que la charla. Debes hablar después de haber conocido que puedes aportar soluciones. Es el experto quien debe hablar en el consejo. Es difícil hablar más que cualquiera de los trabajos. Es quien lo investiga quien lo coloca bajo su autoridad · · ·

Si eres alguien grande después de tu bajo estado social y lograste bienes después de la indigencia anterior en la ciudad que conoces, no lamentes lo que llegaste a ser con anterioridad ni te confíes de tu riqueza que conseguiste por un don de dios, no estés detrás de otro semejante a ti que le haya ocurrido del mismo modo que ello. Inclina tu espalda a tu superior y a tu supervisor de la casa real, tu casa permanecerá con sus bienes y tu recompensa estará en su lugar. Es un miserable el hombre que se enfrenta a un superior, pues se vive el tiempo de su clemencia cuando no dobla el hombro de saludarlo · · · Si escuchas esto que te he dicho, todos tus asuntos irán[27] hacia delante · · · Es beneficioso escuchar para el hijo que escucha. Penetra el entendimiento en quien escucha. Se transforma quien escucha en un juez. Es bueno escuchar para que sea bueno hablar. Quien escucha es el poseedor de lo que es útil. Es útil escuchar para quien escucha. Es bueno escuchar más que cualquier cosa. Llega a ser el amor perfecto. ¡Que hermoso es que un hijo reciba el comentario de su padre después de haber llegado a ser un anciano por él!.

Quien ama[28] dios es quien escucha. No escucha quien aborrece a dios. Es el corazón quien educa a su poseedor como alguien que escucha o como alguien que no escucha. La vida, prosperidad y salud de un hombre es su corazón. Es quien escucha quien entiende el comentario. Quien desea escuchar es quien hace lo que se dice. ¡Que hermoso es que escuche el hijo a su padre! ¡Que alegre está aquel para quien se ha dicho esto! Un hijo, él es agradable como poseedor de entendimiento. Quien escucha lo que se le dice[29], él es excelente en el cuerpo y un venerable ante su padre. Su recuerdo está en boca de los vivientes quienes están sobre la tierra y quienes estarán · · ·

En cuanto al ignorante que no quiere escuchar, no podrá hacer cosa alguna. Verá el conocimiento en la ignorancia y lo que es útil como perjudicial.

Hace[30] todo lo que es aborrecido de acuerdo a lo que enfada de él cada día. Vive de aquello que se muere por ello. El sustento suyo es deformar el lenguaje. Su carácter está por ello en el conocimiento de los oficiales diciendo: muere un viviente cada día. Se pasa de sus acciones por la abundancia de las malas acciones causadas por él cada día. El hijo que escucha es un seguidor de Horus.

Será bueno para él después que escuchó. Envejecerá, alcanzará el estado de venerable y podrá recitar lo mismo a sus hijos como aquel que renueva la enseñanza del padre suyo. Cada hombre es instruido como debe actuar y [lo] relatará a los hijos.

Entonces hablarán a sus hijos · · ·

Suprime el deseo tuyo y controla tu boca, entonces serás considerado entre los cortesanos. Testifica correctamente ante tu señor. Actúa de acuerdo a que se le diga: ‘Es el hijo de aquel’ y para decir a quienes lo escucharán: ‘Que sea favorecido, ahora, aquel por quien ha sido engendrado él[32]’.

Debes ser paciente el tiempo que hables[33] y decir cosas distinguidas. Entonces dirán los oficiales quienes escucharán: ‘¡Que hermoso es lo que sale de su boca!’. Actúa de acuerdo a lo que pueda decir tu señor contra ti. ¡Que bueno es aquel a quien enseñó[34] el padre suyo después que salió desde él fuera de su cuerpo!. Le dijo cuando estaba en el vientre, todo. Es más grande lo que hizo que lo que se le dijo. Mira, un hijo bueno que da[35] dios es quien excede lo que se le ha dicho por[36] su señor.

Que practique la justicia después que su corazón haya actuado de acuerdo a sus movimientos así que me sucedas quedando tu cuerpo próspero.

Quedó el rey satisfecho con todo lo ocurrido: ¡Que obtengas años de vida!.

No disminuirá lo que he hecho sobre la tierra. Después que pasé años 110 de vida de la que me da el rey, los favores sobrepasaron[37] a los de los antepasados por hacer la justicia para el rey hasta el estado de venerable. Significa que acabó desde su principio hasta su final es como fue encontrado en el libro.

[1]Esta frase es muy discutida por los diferentes autores
[2]Vivir.
[3]Construcción pseudoverbal con nty + r + infinitivo.
[4]Lit.: ‘No engrandezcas tu corazón’.
[5]Forma verbal enfática (‘Mediante el silencio haces que se …’).
[6]Lit.: ‘no sea agresivo tu corazón contra él’.
[7]Lit.: ‘ colócalo a tierra’.
[8]Lit.: ‘para aligerar tu corazón’.
[9]Lit.: ‘ni laves el corazón para’.
[10]’Un hombre de los que se sientan’ es ‘un huésped’.
[11]Observar que la construcción en egipcio lleva el pronombre dependiente como complemento directo.
[12]Observad la m de predicación como en la máxima anterior.
[13]Forma relativa imperfectiva sDmw.f.
[14]Participio prospectivo. Observad que la preposición ‘de’ va incluida en la forma verbal (‘Crear la hostilidad de’).
[15]Lit.: ‘… hasta que haya purgado el cuerpo’.
[16]Lit.: ‘Lavar el corazón’.
[17]Forma relativa con pronombre resumptivo.
[18]Forma relativa perfectiva con pronombre resumptivo.
[19]Forma relativa imperfectiva con pronombre resumptivo.
[20]El objeto directo del infinitivo es el pronombre dependiente en vez del sufijo.
[21]Singular en el manuscrito.
[22]El objeto directo del infinitivo es el pronombre dependiente en vez del sufijo.
[23]Zaba corrige iw.s bin.n.s eliminando el estativo que no puede llevar complemento directo.
[24]Uso adverbial del sustantivo.
[25]Es posible que se trate de una errónea forma sDmt.f tras preposición. En otros lugares encontramos n wnn.k. Podríamos considerar un sustantivo (‘de tu existir’).
[26]Reemplazar por xAm.
[27]Literalmente ‘estarán’.
[28]También podría verse como una forma relativa (‘A quien ama dios es quien escucha’).
[29]Participio pasivo con objeto retenido.
[30]Parece tratarse de una forma enfática (‘Es de acuerdo a lo que enfada de él cada día que hace todo lo que es aborrecido’).
[31]Omisión de la forma verbal.
[32]Objeto diferido.
[33]Lit.: ‘de que hables’.
[34]Forma relativa perfectiva como sujeto de una proposición de predicado adjetival.
[35]Forma verbal sDm.f nominal tras la partícula genitival.
[36]Observar la partícula que introduce el complemento agente.
[37]Es imprescindible considerar el verbo como intransitivo para poder tener la construcción nombre + estativo, ya que el estativo no puede llevar complemento directo. Recordad que los estativos de verbos transitivos se traducen en voz pasiva.

 

Transliterado y traducido por: Ángel Sánchez Rodríguez

Fuentes: www.egiptomania.com

Wikipedia

 

Leave a Reply


Oakley Sunglasses Price Coach Store North Face Coupons Scarpe Col Tacco Gucci Wholesale Liquidators New Jersey Barry Cofield Kids Jersey UGG Boots Online Coach Outlet Store Coupon Michael Kors Philippines Outlet